Noticias

Arroz orgánico del Litoral al mundo

16-05-2017


Por Elina Moreno para SuperCampo. Un segmento que se abre paso dentro de un mercado clave en el mundo. El arroz orgánico de Organic Latin America se apoya en un buen manejo de chacra y la innovación. La empresa apunta a nuevas variedades que serán especialidades dentro de la especialidad.


Organic Latin America nació para producir, procesar y exportar alimentos orgánicos. Christian Martínez, su presidente, se desempeñó en el ámbito del comercio exterior y dio sus primeros pasos exportando frutos secos y deshidratados orgánicos. Pronto tuvo la oportunidad de sumar arroz para uno de sus clientes y no la dejó pasar.

Se propuso conformar un grupo de productores dispuestos a tomar el desafío de la producción orgánica. En 2010 comenzó con productores en las provincias de Entre Ríos, que sumaban 400 hectáreas. Luego se incorporaron otros de Corrientes y Chaco, con un total de 1500 hectáreas. Uno de ellos ya tenía experiencia en cultivo orgánico y los otros hicieron la transición de producción convencional a orgánica.

“Actualmente trabajamos con diez productores en 2500 hectáreas. Hay productores chicos que cultivan entre 50 y 150 hectáreas y dos molinos”, comentó Damián Moreno Presotto, responsable técnico de la empresa, que recorre los campos y sigue cada uno de los planteos buscando, en esta etapa, lograr mayor tecnificación de los cultivos y los procesos.

La producción nacional ronda las 15 mil toneladas de arroz orgánico cáscara o paddy. “Nosotros exportamos 4500 mil toneladas de arroz elaborado por año a América del Norte, Europa y Nueva Zelanda”, indicó Moreno Presotto.

La tonelada de arroz pulido convencional se paga 450 dólares, el orgánico tiene un plus que va del 20% hasta el 40%, que compensa la diferencia en rendimiento con un atributo de valor diferencial.

Es un mercado regido por lo que ocurra en los países productores y consumidores, pero también por el ritmo de las campañas de Tailandia, Vietnam y Pakistán, principales exportadores del cereal. Si bien el orgánico es un segmento menor, no tiene las barreras comerciales del convencional y puede acceder a mercados diferenciados.

BAJO CONTROL. La presión de malezas es uno de los puntos flacos de la producción. En sistemas orgánicos requiere más laboreos, como remover la tierra hasta 6 veces antes de sembrar, inundando luego el terreno para tener un arroz sin competencia.

 

 

Los productores de Organic Latin America tienen claro que, al haber pocas opciones de rotación con otros cultivos, es fundamental destinar parte de la superficie para rotar. Sin rotación no es posible que el suelo descanse, y sin cultivos que devuelvan parte de la fertilidad al suelo es difícil un sistema orgánico que se sostenga en el tiempo.

“Nosotros llevamos un plan de rotaciones destinando una porción del campo para ganadería extensiva con pasturas. Así, el suelo se repone mediante el bosteo de los animales y por la incorporación de lo que queda de la pastura al mover la tierra para iniciar un nuevo ciclo de arroz”, detalló el técnico.

El rinde promedio en todas las zonas de producción que maneja la empresa es de 5000 kilos por hectárea de arroz seco, pero considerando las particularidades regionales, hay productores que hacen un mejor manejo de chacra con rotaciones y procesos más tecnificados, superando el promedio.

Estados Unidos está a la vanguardia en tecnología y metodologías de producción orgánica. “Ellos son propietarios de la tierra e invierten en todas las mejoras posibles, como el riego automatizado y maquinaria. Muchos de nuestros productores alquilan, por lo que un planteo de alta inversión es inviable”, reconoció Moreno Presotto.

Cultivar arroz en un sistema orgánico resulta más costoso porque implica invertir en más horas de trabajo con maquinaria para remover la tierra. A su vez requiere mayor mantenimiento de los equipos. El laboreo para controlar malezas que lleva 5 días en producción orgánica en convencional se resuelve con la aplicación de un producto. El control de plagas también resulta más difícil, ya que a lo largo de todo el ciclo se trabaja en la prevención de los problemas y no sobre los daños.

EN LA VARIEDAD ESTÁ EL GUSTO. En Argentina se conocen muy pocas variedades de arroz, pero hay miles en todo el mundo de diferentes colores, tamaño y aptitudes para su consumo. Organic Latin America cultiva las más difundidas, como las de grano largo fino, granos cortos e intermedios, también aromáticos. De cara a los próximos años quieren innovar con especialidades.

“Estamos incursionando en variedades nuevas para Argentina, de alto valor gastronómico, con distintos puntos de cocción, distintas concentraciones de amilosa y proteína, y variedades que traslocan menos arsénico de la planta al grano”, indicó Moreno Presotto, mencionando una problemática común del cultivo que es el contenido de arsénico inorgánico en grano, metal pesado que se busca reducir mediante un manejo integral del ambiente y variedades específicas.

 

 

El acceso al agua es clave en este cultivo. En Entre Ríos el agua que usan es de represa o perforación a una profundidad donde la napa esté libre de sales. En Corrientes se abastecen del río Uruguay o bien de embalses donde acumulan agua de río y lluvia, aprovechando las ondulaciones del terreno, para después regar los campos por gravedad. En Chaco utilizan agua del río Bermejo. En este caso, es necesario reducir el limo antes de regar, por lo que se hacen ollas de decantación.

El cultivo se siembra en seco, con la tierra removida para que no tenga maleza crecida. La recomendación para arroz orgánico es retrasar la fecha de siembra -del 15 de octubre en adelante- para que la planta tenga las mejores condiciones para empezar, lejos de los períodos más fríos.

La cosecha se realiza con un 20-26% de humedad en el grano y se seca gradualmente en el molino hasta llegar al 12,5%. Si el grano se seca demasiado en la planta se vuelve quebradizo. Justamente, uno de los parámetros de la calidad está indicado por el “factor”, que evidencia la presencia de granos quebrados y se penaliza con descuentos.

 

 

Certificar orgánico no es sólo cumplir con la normativa de un país, significa garantizar una cadena de trazabilidad, desde el campo hasta el destino final, dar garantías del producto y cumplir con necesidades específicas de los clientes para acceder a los mercados más exigentes.

El mercado de arroz orgánico tiene oportunidad de ganar espacio de la mano del consumo que sigue creciendo para este tipo de productos, no sólo en países desarrollados, sino también en países en desarrollo. Sumado a esto, los países importadores tienen más conciencia sobre lo que implica la producción orgánica para el alimento y el medioambiente.


El desafío del agregado de valor

Por Christian Martínez

El arroz orgánico tiene apenas 18 años en el país. Es un mercado chico y muy competitivo, por ello el desafío es generar más especialidades dentro del nicho.

Tenemos mucho margen para mejorar, sobre todo agregando valor al grano, como elaboración de harinas, mezclas de harinas libres de gluten. Desaprovechamos subproductos industriales como el bran (afrechillo). Además podríamos hacer alcohol, vinagre, aceite.

El almacenamiento, proceso, preparación y consolidación del producto es más costoso en sistemas orgánicos, especialmente en Argentina. Pero hemos desarrollado un know how que nos posiciona como proveedores confiables.

Estamos convencidos de que es una buena alternativa para productores y molinos chicos, que tengan flexibilidad para adaptarse a las exigencias del cultivo. Vamos a seguir innovando y diversificando para convertir la producción de arroz orgánico en una especialidad del Litoral.

*Presidente de Organic Latin America.


Fuente: SuperCampo


Aprenda a producir hongos comestibles con estos cursos a distancia, en módulos semanales.  Dos meses de duración. Dictados por el Profesor Edga ...

Un techo verde, azotea verde o cubierta ajardinada es el techo de un edificio que está parcial o totalmente cubierto de vegetación, ya sea en sue ...


La transformación en el modo en que se distribuyen a escala global los alimentos procesados ha ayudado a reducir el ...

Alternativas Agrarias
Anedum
Buenos Aires Market
Cuyo4Sale
Los Frutos del País
Zafran-Snacks Naturales
Vivero Orgánico Sonyando
Informe Frutihortícola