Noticias

El boom de la cerveza artesanal

01-08-2017


Este fenómeno mundial se traduce en la creación de marcas y variedades, la apertura de pubs y restaurante especializados, recorridos guiados. Aquí, algunos sitios sugeridos y sabores para degustar en países de Latinoamérica y Europa.



Mientras crece el furor por la cerveza en todo el mundo, las variedades artesanales ganan terreno en el paladar de los clientes. Las fábricas de cerveza artesanal y los bares y restaurantes que la ofrecen se multiplican aceleradamente, un fenómeno que se refleja en las principales ciudades y localidades de la Argentina y de los cinco continentes. Aquí se sugiere una ruta tentativa de la cerveza artesanal, que recorre parte del país y algunos de los principales destinos de Latinoamérica y Europa que suelen visitar los turistas argentinos.

 

Argentina

 

Tradicionalmente, la cerveza artesanal que se produce en el ámbito local reconocía entre sus mejores exponentes a los maestros cerveceros de Villa General Belgrano y otras localidades del Valle de Calamuchita (Córdoba), El Bolsón (Río Negro) y las colonias pobladas por inmigrantes alemanes en Entre Ríos. En los últimos años se incrementó la oferta en Rosario, Tandil, La Plata, las ciudades de Buenos Aires y Córdoba, además de la Costa Atlántica bonaerense. Con nueve bares especializados, la calle Güemes es el epicentro del boom de la cerveza sin aditivos industriales en Mar del Plata.

 
Un fenómeno similar se registra en Bariloche (Río Negro). Bevybar -una empresa especializada en cervezas, vinos y bebidas “espirituosas”- y la agencia de viajes Turismocity mencionan Cerveza Patagonia como “una de las mejores propuestas en cervezas artesanales del país”. Instalada en el corazón del Circuito Chico de la ciudad cordillerana más renombrada de la Argentina, Cerveza Patagonia se destaca por sus variedades Amber Lager, Bohemian Pilsener, Weisse, Patagonia Ale Pale y Session IPA, preparada con sauco, un fruto típico de la región.
 
Brasil

 

Una amplia diversidad de sabores de cerveza artesanal satisface todos los gustos en las ciudades más importantes, como San Pablo, Río de Janeiro -donde el circuito “Ruta de la cerveza” sugiere una visita a grandes y pequeñas fábricas del Estado-, Belo Horizonte y Curitiba.

Sin embargo, el crecimiento más sostenido se experimenta en los estados de Río Grande do Sul, Santa Catarina y Paraná, donde conviven criollos con inmigrantes centroeuropeos. La variedad más popular es la Pilsen, pero también se consiguen cervezas saborizadas con caramelo, café, chocolate, cereales, cítricos y ahumados.
En Porto Alegre y sus alrededores son muy recomendables las cervecerías Baldhead, Abadessa, Barley, Eisenbrück, Hermanos Ferraro, Seasons, Schmitt, Bier y Lagoon Brewery & Pub.
 
Perú

 

A partir de la inauguración de Mi Cebi & Chela en 2003 -la primera casa cervecera artesanal de Perú, que funciona en el barrio San Borja de Lima-, los peruanos y sus visitantes tienen la posibilidad de combinar en decenas de pubs, bares, sencillos comedores y lujosos restaurantes del país los exquisitos sabores de la gastronomía con diferentes sabores de cerveza artesanal.
Premium, Nefra, Café, Limón, Porter, Pale, Dunkel, Piña, Pilsener, Maracuyá y Kión se cuentan entre los más preferidos. La cifra de fabricantes se incrementa día a día, a partir de los cursos que dicta la Asociación de Ceveceros Artesanales de la República del Perú. 
 
México

 

Turismocity (www.turismocity.com.ar) y Bevybar (www.bevybar.com.ar) plantean la idea de disfrutar de los atardeceres en las cálidas playas del Caribe -por ejemplo, en Tulúm, Nayarit o Isla Mujeres- degustando la cerveza tipo Pilsen de Corona, acompañada por rodajas de lima.

 

Alemania

 

La tradición cervecera de Alemania se difundió a los cinco continentes especialmente a través de la Oktoberfest, que todos los años atrae a más de 5 millones de personas a Múnich. La tarifa aérea desde Buenos Aires para llegar allí en esta época ronda los $ 20 mil, según estimaciones de Turismocity.

La multitudinaria fiesta y la reconocida calidad de la cerveza artesanal que se elabora en Alemania son muy buenas excusas para viajar. Allí no se deberían pasar por alto la variedad bávara Franciskaner -con malta de trigo y sabor frutal- ni la Pilsen Beck’s. En el centro de Europa también se puede improvisar un recorrido por cervecerías artesanales en Austria.
 
Gran Bretaña

 

Bass, la primera cerveza Pale Ale del mundo, tiene su origen en Inglaterra. Fue creada en 1777 y en la actualidad se la consigue en todos los pubs de Manchester, Liverpool y los barrios londinenses Westminster, Covent Garden, Trafalgar y Picadilly. Otra opción es degustar esa y otras variedades artesanales en Gales, Irlanda y Escocia.


Bélgica

 

Un lugar insoslayable para los fanáticos de la cerveza artesanal. Los pioneros de la cerveza belga inventaron a mediados del siglo XIII la variedad Leffe - con notas frutales y de vainilla- y en 1445 la amarga Hoegaarden, que despide en el paladar un refrescante sabor a malta de trigo. Hoy se cuentan más de 400 tipos y más de mil marcas en las tiendas de Bruselas, Brujas y Amberes. Para Turismocity y Bevybar, la cerveza belga armoniza perfectamente con un tradicional plato de mejillones con papas fritas.

 
República Checa

 

En el país que registra los mayores niveles de consumo de cerveza del mundo, la cerveza artesanal despierta un sentimiento orgullo nacional. Una costumbre checa -a la que día a día se asocian más turistas del exterior- es empezar la jornada desayunando cerveza. De todas maneras, los bares siguen abiertos hasta la noche.

Algunos de los mejores reductos cerveceros de Praga son T-Anker y Zly Casy. Otro imperdible bastión de cerveza artesanal para visitar es la fábrica Staropramen. Praga también ofrece a los turistas la completa colección del Museo de la Cerveza. Fuera de la capital, la ruta cervecera artesanal puede ser retomada en Plzen, Karlovy Vary, Brno y Sokolov.
 
Polonia

 

Como mejor carta de presentación ante sus visitantes, la cerveza artesanal polaca ostenta la medalla de oro con que fue distinguida en 2013 la inigualable Komes Porter, en la categoría Baltic Style, durante la competencia European Beer Star.
Esa versión del tipo Lager es producida por el establecimiento Stean Brewery Fortuna, fundado en 1889 en Miloslaw y especializado en cervezas negras saborizadas. La premiada Baltic Porter tiene sabor a café y algo de chocolate. De a poco, la cultura cervecera del pueblo polaco desplaza al vodka como bebida habitual en las salidas nocturnas y eventos sociales.
 
Por: Cristian Sirouyan 
 

 



Fuente: https://www.clarin.com/


Después de no darle bolilla al tema durante muchos años, la Provincia de Buenos Aires completó esta semana la reglamentación de su propia Ley de P ...

La paradoja francesa: ¿cómo una dieta de queso, foie gras y vino protege el corazón de un infarto?

...

El Ministerio de Agroindustria lanza una plataforma web que permite conocer cual fué la productividad promedio de los recursos forrajeros en gran ...

Zafran-Snacks Naturales
Buenos Aires Market
Vivero Orgánico Sonyando
Cuyo4Sale
Alternativas Agrarias
Informe Frutihortícola
Los Frutos del País
Anedum