Noticias

Crédito foto: GNT Group B.V.

Lo importante es que sea natural

10-01-2017


Para asegurar la lealtad de los consumidores, los fabricantes optan por ingredientes naturales, donde el uso de concentrados de frutas y verduras ofrecen una importante ventaja competitiva.


Con el fin de arrojar luz sobre la creciente tendencia hacia lo natural, se realizó, a través del Instituto de Investigación de Mercados TNS  realizar un estudio exhaustivo acerca del consumo*. Se preguntó a 5,000 participantes de 10 países de todo el mundo (Brasil, China, Francia, Alemania, Indonesia, Polonia, España, Tailandia, el Reino Unido y Estados Unidos) acerca de sus demandas, expectativas y opiniones respecto de las características de productos específicos, así como los factores que influyen en su decisión de compra al momento de adquirir productos envasados. Las respuestas brindan orientación a los fabricantes de alimentos y bebidas que desean estar a la vanguardia de la industria, y poder ofrecer a sus clientes aquellos productos que realmente quieren. Los productos específicos examinados en la encuesta incluyen productos de confitería, helados, yogur y bebidas.

El resultado del estudio confirmó de forma clara que los consumidores de todo el mundo están tratando de evitar productos que contengan aditivos artificiales y números INS, como conservantes, saborizantes y colorantes. A pesar de que esta es una tendencia mundial, se manifiesta de manera diferente en distintas regiones. (Ver Gráfica 1 del documento relacionado).

Por ejemplo, los brasileños son muy conscientes de la alimentación. Dos tercios de los consumidores de dicho país pertenecen al grupo de personas denomidado "Busy Health Seekers", es decir, que prefieren una dieta saludable, pero no disponen del tiempo suficiente para analizar exhaustivamente los alimentos. Debido a su ajetreada vida diaria sin horarios regulares de comida, los alimentos tienen que ser fáciles y cómodos. Por lo tanto, al comprar productos específicos, el 81% de los brasileños prefieren información fácil de entender acerca de los ingredientes (este dato representa el 67% de los consumidores a nivel mundial). Si la información acerca de los ingredientes está oculta o no es clara, los productos a menudo se regresan a los estantes.

Por carecer de tiempo, los consumidores necesitan evaluar rápidamente si un producto es saludable o no. Por consiguiente, usan atajos mentales como la ausencia de aditivos: 70% de los brasileños buscan productos sin conservantes ni colorantes artificiales (este dato representa el 62% de los consumidores a nivel mundial). De cualquier forma, el 75% de los brasileños se toman su tiempo para leer a fondo la información acerca del producto y asegurarse de que lo que ponen en su carritos de compra satisface sus expectativas (este dato representa el 66% de los consumidores a nivel mundial).


COLORIDO, PERO NATURAL

Aunque los consumidores otorgan gran importancia al “valor interno” de un producto, el color también tiene un impacto importante en las decisiones de compra de los consumidores, éste en realidad determina 75% de la primera impresión de un producto. Los artículos en azul intenso o rosa brillante, por ejemplo, destacan en los anaqueles y atraen la atención de los consumidores. Además, los colores desencadenan ciertas expectativas acerca del sabor del producto. En cuanto a los colorantes alimentarios, los consumidores de todo el mundo tienen expectativas muy precisas acerca de qué es natural y qué no lo es. El 42% da por hecho que los colorantes alimentarios naturales se originan exclusivamente de materias primas comestibles como las frutas y las verduras. En Brasil, este dato representa el 49%.

La definición general de “colores que se hacen de ingredientes naturales únicamente” solo es aceptada por uno de cada cuatro consumidores. Esto demuestra que no solo los aditivos sintéticos se evalúan de manera crítica, sino también los colorantes que se obtienen de materias primas naturales, pero no comestibles, como los insectos, que se crean con la ayuda de productos químicos y solventes. Los ejemplos son el carmín (E120, que se obtiene de la cochinilla) o el carbón vegetal (E153, que se obtiene de la madera o turba).

Los fabricantes que conocen todos estos aspectos y los toman en consideración pueden obtener una mayor ventaja competitiva. El uso de colores verdaderamente naturales como los alimentos colorantes es una solución ideal para satisfacer las necesidades de sus clientes. Los alimentos colorantes son concentrados obtenidos exclusivamente de frutas, verduras y plantas comestibles. Durante el proceso de producción, se emplean únicamente agua y métodos físicos no agresivos. El proceso en sí difiere muy poco de los métodos caseros comunes: las materias primas se cortan, se presionan y se filtran. Posteriormente, se concentran los jugos de colores intensos. En estos procedimientos, se evitan estrictamente los aditivos sintéticos, los productos químicos o los solventes. Por lo tanto, los alimentos colorantes son comestibles en todas las etapas de su proceso de producción.


ALIMENTOS COLORANTES PARA TODOS LOS PRODUCTOS

Los alimentos colorantes pueden sustituir a los colorantes en casi todas las categorías de productos sin provocar diferencias de color en el producto final y sin tener un impacto en el sabor, la textura o la “sensación al paladar”. Gracias a su alta concentración, solo es necesaria una pequeña cantidad del concentrado para transmitir radiantes tonalidades a alimentos y bebidas. Al contrario de los colorantes sintéticos, que se deben declarar como aditivos en la lista de ingredientes, los alimentos colorantes se pueden etiquetar como “producto alimenticio colorante” (concentrado de uvas, bayas de sauco, etcétera) o “concentrados” (uvas, bayas de sauco), por ejemplo. Los consumidores pueden ver inmediatamente qué sustancias se emplearon para dar color al producto.

De esa forma, los alimentos colorantes son perfectamente adecuados para productos de etiquetado limpio y cumplen totalmente las expectativas de ingredientes naturales del cliente. De hecho, comunicar su uso de manera clara por medio de declaraciones al frente del envase brinda a los productores el potencial de incrementar la preferencia de marca, incluso cuando exista un aumento en el precio. La declaración “color procedente de frutas y verduras”, por ejemplo, transmite al producto características positivas como algo que es “saludable”, “seguro” o es “producido de forma 100% natural”.


AMPLIA VARIEDAD EN EL MERCADO

Para lograr resultados óptimos para cada aplicación, es esencial un conocimiento detallado de la respectiva categoría de los productos. Aunque los concentrados líquidos o en polvo son fáciles de manipular y no tienen demasiadas complicaciones, cada producto tiene sus propias características, por ello es necesario recibir orientación personalizada y ayuda desde la creación de la receta y a través de todo el proceso de desarrollo del producto, así como orientación acerca de todas las preguntas sobre estabilidad, tono y durabilidad del color. Esto es especialmente importante durante el proceso de transición del uso de aditivos colorantes a alimentos colorantes y en lo que respecta a todos los aspectos de la legislación alimentaria.

Debido a los cambios en las expectativas de los consumidores, la demanda de alimentos y bebidas naturales crece constantemente. Cada vez más fabricantes toman en cuenta este desarrollo y modifican sus recetas para sustituir los aditivos sintéticos y de otro tipo con alternativas naturales. Los alimentos colorantes están particularmente bien establecidos en Europa y Estados Unidos, donde ya se están utilizando concentrados de frutas y verduras para dar color una gran cantidad de alimentos. En los mercados emergentes de Asia y América Latina, la demanda también está aumentando.

Como consecuencia, se están buscando constantemente nuevas soluciones que permitan satisfacer mejor las demandas de los clientes. Debido a que los alimentos colorantes basados en espirulina son la única alternativa natural frente a los colorantes artificiales como el azul patente V (E131) o el azul brillante FCF (E133), se espera que aumente la demanda de concentraciones de azul y verde.

Además, más recientemente, se ha lanzado una gama de polvos micronizados**, basados exclusivamente en alimentos colorantes. Estas concentraciones son especialmente adecuadas para ofrecer colores intensos y naturales a mezclas en seco como las bebidas instantáneas en polvo, los productos de aperitivos dulces y salados, las tabletas prensadas, los sazonadores, el chocolate y las coberturas de grasa. Con estas alternativas, se cierra un vacío existente en el mercado, ofreciendo a los fabricantes más soluciones realmente naturales para dar color a sus productos.


Por Javier Brill, Licenciado en Economía Agropecuaria por la Universidad de Belgrano y MBA por IAE Business School. Director de GNT, proveedor mundial de alimentos colorantes, responsable para México y Latinoamérica.

* El estudio fue solicitado al Instituto por el grupo GNT, proveedor líder de alimentos colorantes a nivel mundial.

** Hace referencia a la línea EXBERRY® y nuevos lanzamientos de GNT.


Fuente: www.alimentacion.enfasis.com



La transformación en el modo en que se distribuyen a escala global los alimentos procesados ha ayudado a reducir el ...

Talleres de huerta gratuitos para niños y niñas de las escuelas de gestión pública de la Ciudad de Buenos Aires ...

Dos libros infantiles con bellas ilustraciones y textos sencillos y claros acerca de la alimentación sana, lo bello de la naturaleza y la importancia ...

Vivero Orgánico Sonyando
Buenos Aires Market
Cuyo4Sale
Informe Frutihortícola
Los Frutos del País
Anedum
Zafran-Snacks Naturales
Alternativas Agrarias