Noticias

Gabriel Terzzoli

Un mundo de hongos en San Luis

29-03-2014


De pasatiempo a negocio, las gírgolas y shiitakes cultivados en forma intensiva y en troncos de Mundhongo se afianzan en la zona con agregado de valor y diferenciación comercial.


Mundhongo es un pequeño emprendimiento familiar que nace como tal en noviembre del 2007. Durante los cuatro años anteriores a esa fecha, Gabriel Terzzoli había comenzado con el cultivo de gírgolas y shiitake como un hobby, pero lentamente se convirtió en una actividad comercial.
“En el 2003 nos mudamos a la provincia de San Luis, llegando desde la ciudad de Pergamino, provincia de Buenos Aires, donde habíamos tenido una historia laboral de 20 años. Yo trabajé como mejorador de maíz en un criadero de semillas, mientras Patricia, mi esposa, como odontóloga”, recordó Gabriel.
Los Terzzoli están casados hace 30 años y tienen cuatro hijos. Tomaron la decisión de mudarse a San Luis, siguiendo un impulso, buscando aire nuevo y tranquilidad.
“Patricia puso su consultorio y yo comencé a dirigir las obras de construcción de nuestra casa, después continué haciendo algunos asesoramientos relacionados con mi profesión de ingeniero agrónomo y los hongos, que había sido un hobby de fin de semana, comenzó a ocupar cada vez mas lugar en mis actividades”, comentó el emprendedor. 
El planteo productivo contempla dos modalidades de cultivo: en forma intensiva, es decir con sustrato, y en troncos. Terzzoli aclaró que el porcentaje de producción sobre troncos no supera el 20 o 30% del total y depende un poco de la disponibilidad de troncos de cada año. “La producción en troncos es interesante para producir hongos secos y otros productos procesados, ya que es difícil tener continuidad en la oferta de hongos frescos si el cultivo está basado únicamente en usar troncos como sustrato”, detalló el productor. En tanto que para la producción intensiva emplea paja de cereales como sustrato de las gírgolas y viruta y aserrín de diferentes maderas para el shiitake.

 

 

 

Como ocurre con muchos pasatiempos que se convierten en negocios, al principio fueron los vecinos quienes empezaron a comprarles los hongos frescos, luego se sumaron los restaurantes y verdulerías de la zona de Villa de Merlo. Después vino lentamente el desarrollo de una línea de productos basados en hongos y la producción dejó de ser un hobby. 
“Para mí uno de los principales desafíos es el crecimiento, cómo pasar de una actividad unipersonal a formar un equipo de trabajo que genere recursos para que todos los integrantes del equipo puedan abastecer sus necesidades materiales”, consideró Terzzoli. Y agregó que “establecer un equilibrio entre el trabajo y la vida es un desafío permanente; al igual que crecer sin comprometer al medio ambiente ni a la armonía de los integrantes del equipo”.
Este productor de hongos comestibles, realizó la capacitación online sobre técnicas modernas para el cultivo de gírgolas dictada por el Dr. Edgardo Albertó y El Nuevo Agro. Según su experiencia fue un proceso de aprendizaje muy positivo.
“La capacitación a distancia te permite seguir con tu actividad y en tu lugar mientras te pones al tanto de nuevas técnicas. Es una forma de incorporar tecnología relativamente económica y te abre la cabeza”, dijo.

 

Originalidad e innovación
Con el cultivo ya en marcha y ventas crecientes los Terzzoli comenzaron a pensar alternativas para dar valor a lo que no se llegaba a vender fresco.
“Al principio teníamos excedentes de producción que no podíamos comercializar y había que estabilizarlos de alguna manera.  Con el tiempo fuimos comprendiendo la idea de agregar valor a la producción primaria y comenzamos a desarrollar una línea de productos, siguiendo un poco nuestra intuición y sugerencias de los clientes”, comentó Gabriel.
¿Alguna vez imaginó una bebida en base a hongos? Como la cerveza Aromas saborizada con gírgolas de Marcos Dona, Gabriel Terzzoli creó el Shiitake Shot. “Se trata de un licor en base a hongos shiitake que obtuvo su nombre de un barman americano que una vez nos visitó, al probarlo exclamó en inglés: “esto es un shot” y nos pareció divertido dejarle ese nombre. El emprendedor comentó que las alcoholaturas son otra forma muy antigua y eficiente de conservar y extraer sabores, aromas y propiedades medicinales. "El alcohol etílico tiene la propiedad de extraer sustancias sin la acción del calor por lo que muchos de los principios activos son eficientemente separados y conservados".

 

 

Shiitake shot: tres meses de maceración de Shiitake fresco, jengibre y estragón. Sabor profundo con 30 % de alcohol.

 

 

Para el productor, el mejor consejo que se puede dar a un emprendedor es que “siga su naturaleza”, afirmó, remarcando que “todos tenemos algo que nos apasiona, una o varias cosas; muchas veces se elige mejor con el corazón que con la cabeza”.
Otra recomendación valiosa para Terzzoli es “empezar de a poco, sostenerse en la actividad porque tarde o temprano te empiezan a conocer. Siempre hay gente que estará agradecida por los productos que alguien hace con amor y continuidad”, concluyó.

 

Contacto: mundhongo@gmail.com


Fuente: El Nuevo Agro



La transformación en el modo en que se distribuyen a escala global los alimentos procesados ha ayudado a reducir el ...

Talleres de huerta gratuitos para niños y niñas de las escuelas de gestión pública de la Ciudad de Buenos Aires ...

Dos libros infantiles con bellas ilustraciones y textos sencillos y claros acerca de la alimentación sana, lo bello de la naturaleza y la importancia ...

Zafran-Snacks Naturales
Informe Frutihortícola
Los Frutos del País
Cuyo4Sale
Alternativas Agrarias
Vivero Orgánico Sonyando
Buenos Aires Market
Anedum